Back

BLOG

Imagen Cabecera

¿Es buena idea viajar sin un seguro de viaje?

Share
Article
22 April 2018

Si es tu primer viaje, o si ya eres un viajero con experiencia, en algún punto seguro te preguntaste o te preguntas si debes comprar o no un seguro de viaje.

Un seguro de viaje es un acuerdo entre tú y una empresa de seguros o asistencia, como AXA Assistance, en el que pagas una cantidad determinada por una serie de coberturas (casos) y un monto de dinero que la empresa paga o reembolsa en si sucede algún evento.

La Unión Europea recientemente emitió una nueva legislación para que todos los visitantes que tengan intención de visitar dicho territorio, deberán presentar una póliza de seguro de viaje por una cantidad mínima de cobertura de 30 mil dólares americanos. Sin embargo, otros lugares, como Argentina, no hacen obligatorio tener un seguro o asistencia de viaje.

Ahí radica un planteamiento interesante. En México hay una muy poca penetración en la cultura de los seguros. Usualmente no estamos acostumbrados a asegurar nuestros bienes o a nosotros mismos y estás cuestiones culturales se trasmiten a nuestro comportamiento cuando viajamos. Tomamos una decisión basados en nuestras experiencias pasadas. Quizá has tenido mucha suerte y nunca has tenido que ir a un hospital por alguna herida o padecimiento, entonces, si nunca te enfermas y nunca has tenido un accidente, ¿por qué tendrías que comprar un seguro de viaje si es muy probable que no lo vayas a utilizar? En realidad, es una pregunta muy buena, quizá siempre te fijas al cruzar la calle y no te preocupa que te puedan atropellar, o quizá te ejercitas y comes bien, por lo que es probable que no te vayas a enfermar.

Todas las suposiciones anteriores pueden aplicar a ti, pero al analizar este cuestionamiento, también debes considerar otros factores, ciertos eventos que tú no puedes controlar pero que podrían afectarte directamente. Por ejemplo, imagina que vas a cruzar la calle, ya te has fijado a ambos lados del camino y no parece haber señales de peligro, y avanzas, de repente un motociclista se aproxima rápidamente a ti y te lastima. Este es un caso extremo, pero date cuenta que a pesar de haber tomado todas las previsiones que consideraste necesarias, aún existen factores de riesgo que impactan en tu bienestar.

Pero no todo se refiere a la parte de salud, también hay casos que no tiene que ver contigo y que, aunque no te afectan físicamente, también pueden repercutir en tus planes de viaje.

Imagina que viajas mañana. Ya tienes todo listo. Has reservado un taxi para asegurar que llegues con tiempo al aeropuerto. Ya revisaste y te has asegurado que tus reservaciones de hotel son correctas y válidas, pero has decidido que no vale la pena comprar un seguro de viaje. Llegas a tu destino y estás feliz, todo parece ir viento de maravilla.   De la nada, recibes una llamada y te dicen que tu mascota está enferma, no ha comido y se comporta muy extraño. De emergencia lo han llevado al veterinario y éste ha dicho que tiene que ser hospitalizado pues presenta síntomas peligrosos y tu mascota puede estar en riesgo. Pero tu viaje aún no termina, pero quieres estar con tu mascota, ¿qué haces? ¿Vas a dejar sola a tu mascota? Decides que la vida de tu mascota es más importante que tu viaje y decides regresar, aunque esto significa perder el resto de tu viaje. Si hubieses adquirido un seguro de viaje, podrías solicitar un reembolso por cancelación de viaje.

Este tipo de eventos es cierto que son difíciles que pasen, pero la posibilidad que enfrentes una situación similar sigue latente.

No tomes riesgos, no te expongas a enfrentar situaciones de riesgo sin un seguro. Puedes considerar un seguro como una inversión que te ayudará mucho en esos momentos que no esperas que te pase y te pasan.

Disfruta tu viaje.

Viaja asegurado. Viaja contento.

 

Cotizar Asistencia
País de Origen
País de Destino
Fecha de Salida
Fecha de Regreso
Viajeros (hasta 75 años)
Viajeros (mayor 75 años)